Consultoría de procesos

Ninguna empresa o organización opera a la perfección. En muchas ocasiones los responsables de las empresas o de sus unidades operativas consideran que pueden mejorar el rendimiento de su operativa interna, pero necesitan soporte externo para plantear un proyecto transversal y global que permita detectar los aspectos de mejora. La finalidad de un proyecto externo de consultoría de procesos consiste en ayudar a nuestros clientes a percibir, entender y tomar medidas para rediseñar o mejorar los procesos internos de su empresa.

El resultado final de una consultoría de procesos es el siguiente:

  • Mapa de procesos, detectando aquellas actividades actuales que no aportan ningún valor.
  • Diseño de nuevos procesos y subprocesos con la documentación de actividades, tareas, indicadores, responsables y ejecutores de las mismas.
  • Cuadros de Mandos.
  • Definición de cargos y reponsabilidades.
  • Manuales de control interno.

Resumiendo, el objetivo principal de la consultoría de procesos es la identificación y optimización de los procesos clave para su negocio.

Los beneficios principales para su negocio son los siguientes:

  • Identificación de problemas y cuellos de botella.
  • Conocer los procesos al máximo detalle para los gestores, administradores o ejecutivos de la empresa.
  • Automatizar actividades o tareas repetitivas.
  • Mejorar los tiempos operativos.
  • Reducir los costes de capacitación de nuevos empleados.
  • Monitorización continua de los procesos.